9 experiencias que nunca hubiera vivido sin la fotografía de viajes

El tiempo pasa rápido y entre una actividad y otra a veces olvido la razón que me llevó a seguir una carrera en fotografía y los beneficios que me trajo. Por eso pensé en escribir una lista de las 9 experiencias que nunca hubiera vivido sin la fotografía de viajes, un poco por una necesidad personal, un poco para compartir, con la esperanza de que ayude a los demás a creer en las pasiones. Realmente vale la pena invertir el tiempo en algo que nos guste y nos haga feliz.


 

1. Nunca habría corrido cuatro veces (¡y descalzo!) alrededor de la enorme Pagoda Shwedagon en Yangon (Myanmar), sólo para tratar de fotografiar a dos monjes que estaban caminando en la parte superior de la estupa, evitando los muchos obstáculos entre ellos y mi cámara. Pero al final valió la pena!

2. Nunca hubiera visto la belleza del hotel Llao Llao antes del amanecer, con el cielo rosado, el lago y las montañas de fondo, si no me hubiera levantado tan temprano impulsado por el deseo de fotografiarlo. Unos minutos de magia que compensan el hecho de que me desperté a las 4:30 de una fría mañana patagónica.

El hotel Llao Llao durante el crepúsculo, Bariloche

3. No habría recorrido todo el inmenso sitio arqueológico de Petra (Jordania) con tanta voluntad (..y bajo el sol abrasador!) si no fuera por el deseo de fotografiar y descubrir siempre puntos de vista diferentes.

4. Nunca habría experimentado el frío que hace por la noche en Reykjavik (Islandia). Me había quedado un poco más de lo necesario en el faro Garoskagi, en la punta oeste de la isla, para fotografiar el sol de medianoche y a la vuelta, sin reserva, no pude encontrar un lugar para dormir ¡estaba todo agotado! Después de unas horas en la calle y de un breve encuentro con la policía local, hallé espacio en el hall de un hotel que finalmente aceptó mi desesperada petición de alojamiento. Recuerdo que en ese momento no me resultó divertido y la idea de morir congelado en la calle no me había excitado en absoluto, pero con el tiempo se ha convertido en un bonito recuerdo de viaje.

Fotografía de viajes en Islandia

5. No habría pasado tiempo con Abel, El Colo y Alfredo, tres gauchos de la pampa argentina. Me tomó tiempo documentar sus vidas y tratar de entender los sacrificios que implica, completamente aislados del mundo moderno.

gauchos en las pampas

6. No me habría embarcado en una carrera profesional. La fotografía de viajes siempre ha sido mi mayor motivación y aún hoy me sigue sorprendiendo y abriendo nuevas puertas en el camino.

7. Tal vez ni siquiera hubiera conocido a mi pareja, con la que comparto la misma pasión. El destino nos unió durante un viaje fotográfico en Argentina!

viaje jordania

8. Nunca hubiera conocido a tanta gente, aficionados y profesionales, con los cual compartir mis experiencias.

9. No habría soñado despierto. No habría hecho lo que quería hacer. ¡Nunca sería yo mismo!


 

Espero que la lista sea aún más larga y que pueda seguir transmitiendo mi pasión a los demás a través de este blog, los cursos y los viajes que organizo regularmente en Buenos Aires.

Te invito a escribir tu lista personal como ejercicio para entender y acordarte de por qué tu pasión es tan importante y dónde te ha llevado hasta ahora. Podes también compartirla conmigo en los comentarios debajo o por privado, estaré muy contento de leerla.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

2 comentarios en “9 experiencias que nunca hubiera vivido sin la fotografía de viajes”

  1. Me encantó tu nota.
    Es cierto, uno hace cosas increíbles por una foto.
    Yo viajo por trabajo, antes llegaba, trabajaba y me volvía… ahora viajo 2 dias antes y me vuelvo 2 dias después, no es mucho gasto extra y me da tiempo de recorrer lugares donde nadie me hubiese llevado. Encontré una Villa Holandesa en Brasil a unos 100 km de São Paulo y me enamoré de Holambra con sus molinos y sus casas coloridas y sus fiestas típicas. Encontré una Villa Alemana y otra Villa Suiza, ambas están a mucha altura y tienen temperaturas muy bajas cerca de Sâo Paulo: Gramado y Campos de Jordão.
    Me levanté a las 4 de la mañana para conocer Laguna Brava en La Rioja argentina que está a 4000 mts de altura y llegué a la cima pese a que sufro de vértigo.
    La satisfacción de hacer click supera todo !!
    Felicitaciones por tu entusiasmo
    Ana

    Responder
  2. Gracias por el cumplido y por compartir tus experiencias Ana!! Así es, la pasión nos lleva lejos, a hacer cosas que no imaginamos. Vi las fotos de Holambra, que belleza y cuantos colores, nunca había oído hablar de un lugar así cerca de São Paulo.

    Responder

Deja un comentario