Historia de un atardecer en el antiguo puente U-Bein

En la lista de maravillas que Myanmar tiene para ofrecer al mundo, ciertamente no falta el puente de madera de teak de U-Bein, el más antiguo con estas características. Su construcción (alrededor de 1850) se remonta al Reino de Ava, cuando Amarapura, ciudad cercana a Mandalay, era todavía la capital del país.

Más de mil pilares de madera, recuperados del antiguo palacio real de Inwa, se extienden a lo largo de un kilómetro a través del lago Taungthaman.

Llegamos a Amarapura a finales de una tarde de Diciembre, para ver la puesta de sol desde un pequeño barco de madera.

Había leído de varias fuentes sobre el puente, tratando de informarme también en el lugar, pero una vez allí me encontré frente a un inconveniente: mi idea era tomar fotos de los habitantes locales cruzando el U-Bein al atardecer, pero con la cantidad de turistas presentes en ese momento corría el riesgo de arruinar la escena que había imaginado.

Sugerencia:

Aunque entiendo que no es fácil levantarse tan temprano, en general el amanecer es siempre mejor que el atardecer en lugares tan turísticos. Temprano en la mañana es más fácil interactuar con las personas locales y experimentar un momento más íntimo y único de fotografía y viaje.

El paisaje frente a mis ojos era fantástico, con el sol detrás del puente, descendiendo lentamente por debajo del horizonte y el cielo volviéndose de un naranja intenso. Una situación ideal para un hermoso contraluz.

Buscaba una escena genuina, que representara sólo a la gente local, pero durante al menos 10 minutos de hora dorada no pude evitar incluir a turistas en mis fotos. Luego, después de varios intentos (y mucha paciencia) finalmente logré fotografiar la silueta de 3 monjes, sin otros elementos en la escena. Un momento afortunado y feliz a lo largo de mi itinerario en Myanmar.

U Bein bridge sunset

Durante un viaje, a veces no es posible permanecer en un lugar tanto tiempo como quisiéramos y a menudo sólo tenemos una oportunidad de sacar el máximo provecho de esas situaciones. Nunca sabemos si en algún momento tendremos la suerte de volver a visitar el mismo lugar.

El tiempo corre rápido, y el mundo es tan grande!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

2 comentarios en “Historia de un atardecer en el antiguo puente U-Bein”

Deja un comentario