Un RAW es para siempre! Guía de formatos de imagen esenciales en fotografía

formatos en fotografia

¿Sabes cuáles son los formatos de imagen esenciales en fotografía?

 

Es importante aclarar este tema desde el principio para evitar errores y pérdidas de tiempo, consolidando un correcto flujo de trabajo, en la fase de disparo y en post-producción. Existen diferentes formatos y la elección de uno u otro dependerá del uso que se haga de la imagen. Para ayudarte, en este artículo, explicaré cuáles son los formatos más importantes para el desarrollo de una imagen en el campo de la fotografía, evaluando las ventajas, desventajas y cuándo utilizarlos. Veamos juntos en detalle los formatos raw, tiff y jpeg!

RAW

Es el formato crudo, también llamado «negativo digital».

Dependiendo del tipo de máquina que utilicemos podemos encontrarlo bajo las extensiones: .CR2 (Canon), .NEF (Nikon), .ARW (Sony), .RAF (Fujifilm).etc.

 

Ventajas

– Se trata de un formato crudo, sin procesar, sin pérdida de información y con una gran profundidad de color. Con el RAW hay mayor posibilidad de recuperación de la exposición, balance de blancos, alto ruido ISO, color, detalle y contraste. Esto permite aprovechar al máximo el potencial del sensor y de la óptica;

No se sobreescribe. Podrás convertir una imagen a otros formatos desde el RAW, pero este archivo original siempre estará disponible para futuros desarrollos digitales.

 

Desventajas

– Al ser un formato sin comprimir, ocupa más espacio. Esto significa que vas a necesitar más espacio para almacenarlo, tanto en la tarjeta de memoria de la cámara como en el ordenador;

– Sin una tarjeta de memoria adecuada, puede aumentar el tiempo de almacenamiento durante la toma;

– Es necesario utilizar un programa especial de retoque fotográfico para abrirlo y modificarlo. RawTherapee y Darktable son opciones gratuitas válidas. Las opciones de pago incluyen Adobe Lightroom, el plugin Camera Raw de Photoshop y Capture One.

 

¿Cuándo utilizarlo?

Casi siempre! Es el formato madre, contiene toda la información de la imagen. La base para obtener resultados de mayor calidad.

– No es ideal si aún no se utilizan programas de edición de fotos como Photoshop. Sin revelarlo no lo podrás utilizar, ni para la impresión, ni para la web.

 

Consejo:

Si acabas de empezar a fotografiar y no revelas la imagen con un programa, no te preocupes, ¡es normal! Si tienes la posibilidad (tarjetas de memoria grandes, como 16 o 32 GB) te sugiero que elijas la opción de guardar RAW + JPEG. Así podrás abrir fácilmente tus fotos en JPEG y guardar tus RAW para más adelante.

 

TIFF

Es un formato bastante común. No es posible elegirlo en la cámara, para conseguirlo hay que convertir con un programa de foto-retoque un RAW a TIFF.

 

Ventajas

No está comprimido, no hay pérdida de información.

 

Desventajas

Ocupa mucho espacio, no es recomendable convertir todas las imágenes a TIFF.

 

¿Cuándo utilizarlo?

– Para imágenes a imprimir;

– Cuando deseas guardar una imagen en tu ordenador con la máxima calidad.

 

JPEG

Es el formato de imagen más popular en el mundo.

 

Ventajas

– Tiene una gran capacidad de compresión, por lo que sigue siendo el formato más utilizado para la web;

Ocupa menos espacio en los dispositivos;

– Es leído por la mayoría de los programas;

– La imagen de salida de la cámara es más atractiva porque es procesada a través del estilo de imagen seleccionado, con valores por defecto de nitidez, contraste, saturación y tono de color, que no se aplican en el caso de RAW (en ese caso tendrás que hacerlo con un programa de foto-retoque).

 

Desventajas

– Es un formato comprimido, con pérdida de calidad. Pueden generarse artefactos (defectos) debidos a la compresión;

– Permite una menor recuperación de la exposición, balance de blancos, ruido debido al alto nivel de ISO, color, detalle y contraste.

 

¿Cuándo utilizarlo?

– Al convertir imágenes para uso web (sitios, redes sociales, etc.);

– Para guardar la mayoría de las imágenes en tu ordenador, ya que no es posible convertir todo a TIFF por razones de espacio;

Si sabes que, después de la toma, no vas a usar un programa de foto-retoque como Photoshop.

 

Estos son los formatos de imagen que utilizo regularmente durante mi flujo de trabajo en fotografía. Espero que las diferencias entre ellos sean claras y te ayuden a entender cuál elegir en función del uso que se le vas a dar.

Si todavía tienes alguna duda al respecto, puedes escribirme en los comentarios abajo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja un comentario