Entrevista a Alessandro Vannucci, fotógrafo y tour leader en Camboya

Para esta entrevista volamos al sudeste asiático, en Camboya, un país con una historia gloriosa y turbulenta que atrae a viajeros de todo el mundo gracias a su arquitectura, arte y tradiciones, que se remontan a la época de la dinastía Khmer. Lo hacemos a través de la experiencia del fotógrafo de viajes italiano Alessandro Vannucci.

¿Cuándo y por qué has decidido dejar Italia para ir a vivir a Camboya?

En 2008 decidí realizar una experiencia de voluntariado en Camboya. Un país que había conocido años atrás como turista y que me había quedado en el corazón. Cuando terminaron los 3 meses de voluntariado, volví a Italia como previsto, pero cuando llegaron las vacaciones de verano, sin pensarlo mucho, volví a Camboya por otros 3 meses. Ese extraordinario rincón de Asia me estaba llamando y en ese momento supe que se iba a convertir en mi nuevo hogar.

Monks at the Kulen Waterfalls in Cambodia
Monjes en las cascadas de Kulen - © Alessandro Vannucci

¿Dónde nace tu pasión por la fotografía?

Me acerqué a la fotografía en los años 90, en ocasión de mis primeros viajes alrededor del mundo, gracias a una cámara compacta Pentax de propriedad de mi madre.

En 2006, participé en una expedición al desierto de Níger con una asociación de astrofilos. Ese viaje me llevó a vivir un cambio importante en mi forma de ver la fotografía. Aprendiendo de la experiencia de un par de amigos y fotógrafos profesionales aspectos fundamentales: cómo acercarse a la gente, manejar la luz, etc. A partir de ese momento, se abrió un mundo.

El digital también me hizo enamorar de la postproducción, que creo sea una parte esencial del mundo de la fotografía hoy en día.

¿Qué tipo de fotografía te identifica más?

Sin duda el reportaje. Empecé como mucha gente con la fotografía de paisajes, para pasar a la fotografía de retratos durante mis expediciones en África. Hoy en día encuentro más satisfacción al documentar la vida de las personas que encuentro durante mis viajes.

Desde que vivo en Camboya me apasiona especialmente la cultura y las tradiciones budistas, con los monjes como protagonistas de mis imágenes.

Hace años comencé una investigación fotográfica sobre la tradición de Sak Yant, tatuajes sagrados hechos por algunos monjes que se cree tengan poderes mágicos especiales.

Sak Yant tatoos in Cambodia
Tatuaje Sak Yant - © Alessandro Vannucci

¿Cuál es tu lente favorito y por qué?

Sin duda alguna el Nikon 24mm f 1.4. Después de años de usar lentes de zoom y llevar una mochila pesada, encontré mi distancia focal perfecta. Me permite entrar en acción sin ser demasiado invasivo y al mismo tiempo hacer retratos que muestren detalles del entorno en el que viven mis sujetos. Siempre prestando atención a la distorsión generada por estos lentes de corta distancia focal.

Últimamente me he acercado a los 35mm. Tengo una pequeña Fuji con una distancia focal fija de 35mm y la encuentro más fácil de usar que la de 24mm, aunque menos «excitante»: la de 24mm me permite acercarme y meterme mejor en la escena que estoy fotografiando, haciendo que las imágenes resulten más atractivas emocionalmente.

¿Qué fotógrafo te influyó más a lo largo del camino?

Al principio, cuando estaba haciendo muchos retratos, definitivamente Steve McCurry, como imagino que muchos fotógrafos de viajes. Hoy en día sigo a varios fotógrafos de Instagram como Roberto Cristaudo, que se dedica a los viajes, y Riccardo Magherini, que tiene un estilo único y surrealista para representar la complejidad de la megalópolis asiática.

¿Qué tipo de actividades organizas en Camboya?

Organizo viajes y workshops fotográficos. Durante estas actividades, además de ser un guía, enseño a los participantes a sacar el máximo provecho de la cámara, enmarcando, aprendiendo a conocer la luz y seleccionando y editando imágenes con programas como Lightroom o Photoshop.En 2011 fundé Angkor Travel Photography, un tour operator especializado en viajes fotográficos. Al principio estaba solo y básicamente cubría la zona de Angkor y algunas partes de Camboya. Hoy somos 3 miembros y organizamos expediciones fotográficas por todo el sudeste asiático, a la India, Uzbekistán y pronto a otros destinos.

3 lugares/festivales imperdibles en Camboya

Aparte del Complejo Templario de Angkor, no puedes perderte las aldeas flotantes alrededor del Lago Tonle Sap, especialmente durante la temporada de lluvias. Son una fuente inagotable de oportunidades fotográficas, especialmente para aquellos interesados en la fotografía de retratos y reportajes.

Tonle Sap fisherman in Cambodia
Pescador en el Lago Tonle Sap - © Alessandro Vannucci

Un festival muy fotogénico es Pchum Ben (entre septiembre y octubre, según el calendario lunar), cuando la gente va a los monasterios budistas a rendir homenaje a los difuntos. Las celebraciones también tienen lugar por la noche, a menudo a la luz de las velas, con los monjes cantando y rezando.

water blessing in Cambodia
Bendición del agua - © Alessandro Vannucci

Los Días de Buda también son muy interesantes para la fotografía (cada 7/8 días, siempre según el calendario lunar). En estos días las actividades en los monasterios son particularmente frenéticas, ofreciendo diferentes oportunidades fotográficas como la «bendición del agua», un ritual sagrado que se remonta a la antigüedad cuando el monje vierte agua consagrada sobre los fieles para purificar y traerles buena suerte.

alessandro vannucci portrait

Alessandro Vannucci

Fotógrafo de viajes con sede en Camboya

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

You might also be interested in..